miércoles, 14 de noviembre de 2012

EL PROFESOR DE FRANCES de Laura Kinsale


Editorial: Random House MondadoriNarrativa Femenina/ Noviembre 2010
ISBN: 9788401383663
Género: Histórico

Título original: Lessons in French
Editorial original: Sourcebooks Casablanca / Enero 2010

Trevelyan y Callie fueron amigos de la infancia que compartían el gusto por la aventura, hasta el aciago día en que el padre de ella los descubre abrazados en las cocheras y, en un ataque de cólera, lleva a Trevelyan a la ruina. Nueve largos y solitarios años más tarde, Trevelyan regresa. Callie descubre que aún tiene el don de hacer que su sangre hierva y de llenar su vida de emoción, pero no puede darle aquello que ella más desea: él mismo.Para Trevelyan, Callie es un rayo de luz en un mundo de oscuridad y negados. Antes de poder armarse de valor para despedirse definitivamente de todo, está decidido a arrastrarla a una última y fatídica aventura solo para ellos dos.


                  Absolutamente divertida, con el toque justo de dramatismo; unos personajes perfectamente desarrollados, imperfectos, vulnerables y deliciosos.
                  Te enamoras de Trev en el primer instante que aparece en escena y, a pesar de los errores que comete, la sensación de profundo cariño no desaparece. Es un pícaro, un niño travieso que disfruta con sus trastadas, un corazón indómito y rebelde que, a pesar de la dura vida que se ha visto obligado a llevar, no deja de sentir una profunda alegría por la vida, y un amor incondicional por la única mujer a la que ha amado desde que era un adolescente.
                  Callie me ha recordado a mí misma en algunos aspectos. Su tendencia a las ensoñaciones, mezclada con su profundo pragmatismo a la hora de tomar decisiones, la convierten en una mujer fuerte a pesar de su dulce carácter.
                  Las dudas de ambos, injustificadas, los convierte en algo más que personajes de novela. Las decisiones equivocadas que toman, hacen que los veamos como reales y, en algunos momentos, podemos sentirnos totalmente identificados y reflejados en ellos.
                  Hay momentos totalmente hilarantes. La escena del toro perdido, escondido en la cocina, con  Trev peleando para sacarlo de allí, me ha hecho reír con ganas. Los diálogos son chispeantes y, la absoluta incapacidad de Trev para tomarse las cosas en serio, hizo que, en los momentos en que deja de lado su ingenio para hablar con el  corazón, se me formara un nudo en la garganta.
                  Una historia preciosa, divertida y tierna, repleta de risas y con la cantidad justa de lágrimas.

0 susurros a mi conciencia:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de comentar, pero siempre desde el respeto.