jueves, 13 de noviembre de 2014

La viuda alegre, ya en preventa

Pues siiiiiii, ya está en preventa en Amazon La viuda alegre. ¿A qué mola? Estoy feliiiz porque al fin ha llegado el día del pistoletazo de salida. No tenéis ni idea de lo nerviosa que estaré hasta el día 30, que será el día en que finalmente lo tendréis en vuestro kindle. ¡Me muero de los nervios! Porque es algo compleeetamente diferente a lo que he hecho hasta ahora, ¡y no tengo ni idea de cómo ha salido! ¿Os gustará? ¿No os gustará? ¿Me odiaréis? ¿Me «adoraréis»? Ayyyyyy que estoy de un nervioso. 
Quién me mandaría a mí salirme de mi zona de confort, con mis guerreros de Kargul, mis vampiros y mis cambiantes. ¡Ah, no! Yo tenía que tirarme a la piscina sin siquiera mirar si antes había agua dentro jajajjaja


En fin, que espero que os guste, que la disfrutéis y os enamoréis de sus personajes, igual que me han enamorado a mí.


PREVENTA





A veces, encontrar el amor no es suficiente para ser feliz. Harriet Allister lo sabe muy bien. Después de un matrimonio por amor que estuvo plagado de mentiras y sufrimiento, y que terminó con la trágica muerte de su esposo en un accidente, decide abandonar Inglaterra. En Italia conoce a Pietro Falivene, un aristócrata que la ayuda a descubrir en su interior a una mujer mundana, frívola y coqueta, con el poder de volver locos a los hombres. Pero una carta avisándola de la grave enfermedad que padece su padre, la impulsa a volver a su país.
Mitchell Allister, lord Greencastle, conde de Hortbock, casi no reconoce a su cuñada Harriet cuando se presenta de improviso en su casa de Londres con la intención de quedarse allí para la Temporada. La joven tímida y recatada que se había casado con su hermano Percy se ha convertido en una seductora mujer que consigue que los hombres caigan a sus pies con un simple aleteo de pestañas. Enamorado en secreto de ella desde muchos años atrás, se debate entre el deseo de hacerla suya y el sentido del honor que se lo impide.
Pero Harriet ya no es una muchacha inocente, y cuando el pasado disoluto que creyó abandonar en Italia amenaza con hacerse público en la rígida alta sociedad londinense, ha de tomar una decisión: someterse a la voluntad del chantajista, o pedir ayuda a Mitchell, el hombre del que se está enamorando, arriesgándose a que la desprecie.

0 susurros a mi conciencia:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de comentar, pero siempre desde el respeto.