lunes, 24 de marzo de 2014

Traición






Hijo de sangre, hijo de corazón,
ingrato en la mente, vendido al mejor postor.
¿Cuánto duele la traición
de aquéllos a los que amas?
¿Cuánto duele la deserción
que te apuñala por la espalda?
Con los ecos del pasado resonando en el oído
y la espada levantada buscando al enemigo,
el puñal traidor de Bruto disfrazado de devoto
 se hunde sin remedio dejando un corazón roto.

0 susurros a mi conciencia:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de comentar, pero siempre desde el respeto.