domingo, 30 de junio de 2013

El siete es un número mágico

Y tan mágico. Me he quedado hecha cuadritos y con los colores subidos con esta reseña.

D.W. Nichols posee la habilidad de engancharte desde la primera línea y hacer que no te pierdas ni un solo detalle.

Y esa es sólo una de muchas cosas buenas que dice de LA NOCHE DE LA LUNA AZUL. Tengo el ego tan hinchado que creo que voy a reventar. Muchas gracias, Helen.



Para leer la reseña completa

0 susurros a mi conciencia:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de comentar, pero siempre desde el respeto.