lunes, 28 de marzo de 2016

Una de cine y TV #8




THE CLOSER

Enganchada otra vez a esta serie. Es una de las mejores series policíacas que he visto, por lo menos para mí, y cada cierto tiempo no puedo evitar caer en la tentación de vérmela de nuevo de cabo a rabo. Las aventuras de Brenda Johnson, sub jefa de la policía de Los Ángeles, tienen de todo, pero sobre todo, tiene a uno de los personajes femeninos más complejos que he visto nunca. Brenda es dura, implacable, déspota a veces, manipuladora, inteligente, obsesiva, tozuda, egoísta muchas veces... Una joya de persona. Pero también es justa, compasiva, y completamente entregada a su trabajo: meter en la cárcel a los peores criminales para que paguen. Y para conseguir este objetivo, no tiene escrúpulos en mentir, engañar, provocar... Entrenada por la CIA como interrogadora, es capaz de hacer cantar al más pintado.
Después de leer esta descripción, pensaréis que es una especie de Walker pero con faldas. Pues no. Porque Brenda Johnson es muy femenina, casi frágil, y esa es una baza que utiliza a menudo para que la subestimen.
Yo soy súper fan de Brenda, y os recomiendo esta serie sí o sí.



MAJOR CRIMES

Pues Sharon no es Brenda, y eso es un auténtico handicap para este spin off de The Closer; aunque en su momento el personaje de Sharon fue una buena antagonista a la altura de la sub jefa, Sigue casi la totalidad del equipo original, y la serie sigue en la misma línea, pero... falta Brenda. Lo siento. Así y todo, es una buena serie.



VIKINGS

Tengo la sensación de que en la temporada tres se les ha ido un poco la pinza y la mano a los guionistas, o que han tenido envidia de los de Juego de Tronos y por eso han decidido cargarse a un par de personajes para saciar su sed de sangre. A Floki se le ha ido la olla del todo, y Ragnar no se queda atrás. Creo que la serie ha perdido un poco de fuelle y, aunque la he disfrutado, no me ha acabado de convencer.

0 susurros a mi conciencia:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de comentar, pero siempre desde el respeto.