jueves, 28 de mayo de 2015

Reto Goodreads 2015 | Mayo





Ailofiu | Varias autoras

No se me da muy bien hacer un comentario de una antología en la que participo, pero me he impuesto el trabajo de intentarlo. Primero, decir que es un honor estar ahí compartiendo autoría con estas grandes maestras de la homoerótica, y también con el resto que, como yo, se han enfrentado por  primera vez a escribir un relato de este género.
Todos los relatos son fantásticos. Algunos son más ligeros, otros están cargados de emociones, los hay que son divertidos, y los hay de los que te hacen sufrir. 
Lo bueno de las antologías es que no tienes que leerlas de un tirón, sino que se pueden ir degustando poco a poco; por eso la recomiendo, porque si nunca has leído homoerótica es una buena manera de introducirte; y si ya lo has hecho antes, los relatos son como sorbitos de buen vino que disfrutarás.



Irresistible (tercera parte) | Kattie Black

Solo voy a decirle una cosa a la escritora: ¿CÓMO PUEDES DEJARNOS ASÍ? Espero que pronto publique la siguiente, porque me estoy comiendo las uñas. ¡Por dióh, qué final!





Olvídate de mí | Kris L. Jordan

Nunca puedo resistirme a una buena historia en la que el prota es un tío duro, policía y ex-seal para más señas, sobre todo si hace gala de una ternura que hace babear. Y si esa historia está firmada por Kris, más aún es la tentación. Así y todo, le he echando en falta un "algo" que no sé que es, y que sí encontré en otras novelas suyas.





A la caza del duque | Celeste Bradley


Primera entrega de la trilogía Herederas. Buena novela, divertida en algunos momentos, de esas que emocionan e incluso en algún momento, a pesar de saber que es romántica y que, por lo tanto, ha de terminar bien sí o sí, lo dudas. Hay quien le podría pegas por el hecho que los protagonistas se enamoran a primera vista, pero yo no soy de esas porque sé bien que es pasar por eso jijijijiji (y llevo 30 años pagando las «consecuencias» jajajajajajaja).




El duque que no sabía amar | Celeste Bradley

Segundo de la trilogía las Herederas. Para mí, el mejor de los tres, gracias al personaje masculino. Ese Calder, tan cortado e inseguro, escondiéndose detrás de una personalidad déspota cuando en realidad, es la manera que tiene de disimular que no tiene ni puta idea de qué hacer con su mujer.






El duque más deseado | Celeste Bradley


Tercero de la trilogía las Herederas. Pues este es el más "normal" de los tres, el que cuenta la historia más clásica, y la que menos he disfrutado precisamente porque ninguno de sus dos protagonistas son originales en ningún sentido.




Los tres nombres del lobo | Lola P. Nieva

Es curioso. Hacía un montón de tiempo que tenía esta novela en el kindle, y no me había decidido a leerla. Un sexto sentido me avisaba que no lo hiciera... ojalá le hubiera hecho caso.
A ver, no me malinterpreteis: la historia es muy bonita, y la prosa de Lola es maravillosa pero... (y aquí vienen spoilers) Odio a Leonor. No he conocido en mi vida personaje más gilipollas que este. En algunos momentos me daban ganas de cortarle la lengua, las manos y atarla a una silla para que no provocara más desastres. Todas y cada una de las penalidades que le suceden, ella sola es la culpable, por imbécil, por absurda, por gilipollas. Creo que fue para alguien como ella que inventaron el refrán: el infierno está lleno de buenas intenciones. Porque esta niña arrasa con todo quisqui que se le pone por delante. ¿Sinceramente? Cuando Rashid la mató, aplaudí. Pensé: por fin la pobre gente esta dejará de sufrir por su culpa. Y yo podré dejar de leer esta novela que me tiene atrapada a pesar que la odio.
La recomiendo solo si os gusta sufrir hasta el final.






Trazos secretos | Díaz de Tuesta


Absolutamente fascinante. Diaz de Tuesta se me ha presentado una escritora de romántica histórica a la altura de las grandes, como Lisa Kleypas o Mary Balogh, pero con personajes autóctonos, y contando parte de la historia propia de nuestro país. Aunque el protagonista masculino es inglés, y parte de la historia transcurre en Londres y en un pequeño país musulmán inventado, Kaifar, toda la trama realmente gira en torno a España.
La prosa me ha cautivado: elegante, rica en matices, colorida a veces, igual que los cuadros que pinta la protagonista. Los personajes, desde los protagonistas hasta el más secundario, se presentan como reales, casi palpables, humanos que cometen errores y aciertos impulsados por unos sentimientos que muchas veces son incapaces de controlar.
Desde luego, la autora ha pasado a formar parte de mi lista de imprescindibles.




Mo Duinne | Mercedes Gallego

Historia correcta, prosa correcta, personajes correctos... entonces, ¿por qué no me ha acabado de convencer? Quizá porque la autora ha rellenado mucho con datos y más datos históricos que me han parecido innecesarios, o puede que porque durante toda la novela no pasa absolutamente nada digno de mención. He echado en falta que se hablara más de los sentimientos de los personajes, en lugar de lo que hacen. Ni siquiera en las escenas íntimas he sentido esa pasión que se supone sienten el uno por el otro (y que estas sean cortísimas y pasen sin pena ni gloria, aunque claro que eso a otras lectoras les parece estupendo). No digo que la novela sea mala, en absoluto (no soy nadie para decir algo así), simplemente digo que a mí no me ha gustado. Quizá el problema sea mío.




0 susurros a mi conciencia:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de comentar, pero siempre desde el respeto.