jueves, 24 de octubre de 2013

Mi custodio de Laura Nuño


Dejadme que me presente, soy un Custodio, un Oculto. Un ser que vive en las sombras desde hace dos mil cincuenta y ocho años. En mi vida solo hay una misión: proteger a los Humanos, aunque los odio con toda esa alma que perdí hace tantos años.

Sin embargo ahora todo ha cambiado. La he descubierto a ella, mi destino; mi luz.

La necesito. La quiero.

Desde que la percibí por primera vez, mi existencia tiene un objetivo. Pero la busco y me elude… Ya no puedo soportarlo más.

Si pudiera estrecharla entre mis brazos no me importarían las consecuencias ni que castigo me espera. Porque ella... Ella es diferente. Cuando por fin la tenga a mi lado, me dará igual todo lo que ocurra.
¿Podré llegar a alcanzarla?

Descubrí a Laura Nuño gracias a "Clarita y su mundo de Yupi", y quedé fascinada por su manera de escribir, tan fresca y original, muy distinta a la que estaba acostumbrada. Por eso, cuando me enteré que publicaría esta novela, deseé tenerla pronto entre mis manos para poder devorarla. Y no me ha defraudado.


Laura no se corta un pelo a la hora de escribir. Sus personajes sueltan tacos a diestra y siniestra y eso ¡me encanta! Porque son naturales como la vida misma, reales, y tienes la impresión de poder encontrártelos en cualquier esquina de cualquier parte.

Ronan es testarudo, prepotente y tiene un mucho de gilipollas. Dicho así se podría pensar que no me gustó. Pues todo lo contrario, porque todo eso es pura fachada. Dentro, escondido detrás de esa máscara, hay un hombre tierno, adorable, cariñoso, inseguro cuando se da cuenta de lo que empieza a sentir por Alba, y por eso algunas de sus reacciones tan estúpidas y tan humanas. Un hombre que ha sacrificado todo por aquello que amaba.

Alba es... la protagonista femenina más lengua larga que he tenido el placer de leer. Fuerte, inteligente, decidida, valiente (¡llama hijo de puta a Mael, por Dios!), una de esas mujeres que cuando entregan su corazón y su confianza es para siempre, y son capaces de enfrentarse a quien sea para defender a su hombre. Una mujer actual, nada apocada ni miedosa, que no se las calla, capaz de ir a por lo que quiere con decisión y sin importarle ninguna de las tonterías que muchas veces abruman a este tipo de personaje (humana que de repente se ve envuelta en un mundo sobrenatural que desconoce, con seres raritos y peligrosos) y que a mí me sacan de quicio.

Las interacciones entre los dos son absolutamente delirantes en algunos momentos, tiernas en otras, totalmente subidas de tono cuando por fin se deciden y dramáticas en los momentos álgidos de la historia.

Esta novela también es una carta de presentación del resto de personajes que, supongo, irán teniendo su propia historia, algunas de las cuales ya se van entreviendo.

El hecho que haya dos narradores (Ronan en primera persona, y la parte de Alba en tercera) me parece fantástico, y le da mucha agilidad a la narración. Además, poder leer los pensamientos más secretos de Ronan, de primera mano y sin intermediarios ni interpretaciones, es una gozada. Tacos incluidos.

Pero lo que más me ha llamado la atención es que ¡aleluya! su panteón divino es IBÉRICO. Sí señores, como el chorizo, la morcilla y el jamón de Jabugo. Nada de afeminados dioses griegos con tuniquitas revoloteando, ni feroces dioses nórdicos, que quedan muy bien en los cómics de la Marvel y en las películas, pero que nos quedan lejanos y extraños. No señor. Dioses nuestros, celtas, que también los tenemos pero están olvidados porque "cualquier cosa que venga de fuera es mejor" (¿se nota el sarcasmo?).

Quizá pueda haber alguna similitud con otras autoras del género, sobre todo en la estructura jerárquica de los Custodios y en algunos términos utilizados, pero la originalidad de Laura está por encima de esas pequeñas semejanzas pues su pluma le da el toque Nuño inimitable y novedoso que hará que al leer esta novela te adentres en un mundo nuevo.

10 comentarios:

  1. Le has calado!!!! Jajajajaja. Gilimonguis, que diría Helen C Rogue, pero un gilimonguis adorable. Graciassssssssss!!!! Me encanta la reseña, como todas las tuyas en general. Besines!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué haces perdiendo el tiempo por aquí? Ponte a escribir ya, que todas tus fans esperamos ansiosas el siguiente!!!!

    ResponderEliminar
  3. Vaya nivel, ¿no? Con la autora y todo comentando. Por cierto, lo más curioso me parece lo de tirar de mitología celta, aunque tampoco es que yo la sienta como muy propia (no me toca tanto el norte), pero de pequeña leí algo sobre el tema y puede dar mucho juego.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No sólo en el norte de España estuvieron los celtas en la península, como se ve en el mapa que hay en el siguiente enlace, aunque fue allí donde arraigaron más, supongo que a consecuencia de la posterior colonización romana, pero les llevó dos siglos conseguir reducirlos.
    http://4.bp.blogspot.com/-N74HRN19les/Td1fkfeTyoI/AAAAAAAAAVw/OWZ3cSJMC0Y/s1600/iberos+y+celtas.png

    ResponderEliminar
  5. Menuda reseña. Así entran muchas ganas de leerlo y resulta un poquito cruel cuando no sabes cuando lo podras conseguir ainssssss.
    Muy buena la reseña en serio.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Genial la reseña. Me ha gustado mucho y lo mejor es que me ha despertado la curiosidad por leer la novela, algo que pienso es la principal razón para reseñar. Un pequeño apunte que no quiero que se me olvide, aunque peque de inmodesto. Me ha encantado lo que has comentado sobre la mitología en la novela de Laura, y algo en lo que por lo que dices, coincidimos, porque los dioses en mi novela también decidí que fueran completamente iberos. jejeje
    Muchas gracias, D.W. Nichols.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Eva, entonces quiere decir que he conseguido transmitir bien cuánto me ha gustado la novela jejejejej
    Màxim, es que eta país parece que no tiene historia ni mitología, y eso me da mucha rabia. Somos una cultura muy rica, pero siempre tenemos que echar mano de lo que viene de fuera. Fíjate que todo españolito medio sabe quién es Zeus u Odín (aunque sólo sea a través de las pelis), pero ni idea de los nombres de nuestros antiguos dioses... Por eso considero un plus el hecho que Laura haya utilizado nuestra propia mitología en lugar de decantarse por las más comerciales.

    ResponderEliminar
  8. Ansia viva me estáis creando!!!!! En cuanto me lo pille en la presentación de Lala LO DEBOROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!! jajajajajajajajaja!!

    ResponderEliminar
  9. jajajajjajajaja Nínive, pobrecita, que estresada estás jajajajajjajaaaa ¡¡¡ya falta pocooo!!!!

    ResponderEliminar
  10. Una reseña genial. Se nota quien sabe escribir y me da una envidia que me muero. Y que decir de la complicidad.... Gracias D.W. Nichols por expresar lo que pienso y que a mi no me quedaría tan bien.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de comentar, pero siempre desde el respeto.